10 ventajas de la externalización de trabajadores para tu empresa

Publicado por

En los últimos años, el mundo de los negocios ha cambiado de tal manera que ha dado lugar a un mercado más competitivo en el que las empresas han optado por subcontratar diversos procedimientos a un proveedor especializado para poder concentrarse en sus actividades principales. La externalización es uno de estos enfoques.

La externalización de trabajadores entre empresas es la práctica de contratar a un proveedor o contratista externo para que realice tareas o preste servicios que normalmente realiza el personal interno. La externalización puede utilizarse para cubrir una amplia gama de áreas dentro de una empresa, como los sistemas financieros o contables, los recursos humanos o la limpieza y el mantenimiento.

¿Qué ventajas aporta el Outsourcing a mi empresa?

1. Reducción costes

Cuando una empresa colabora con otra, puede ahorrar el dinero que se destinaría a cosas como la inversión en nuevos equipos o edificios, o la contratación de más personal para realizar tareas que no son el objetivo principal de la empresa.

2. Focalización en la actividad principal

Cuando una empresa subcontrata, puede centrarse únicamente en sus objetivos empresariales en lugar de malgastar recursos de tiempo y dinero en cosas que no contribuyen a alcanzar esos objetivos. De este modo, la empresa rinde más porque elimina cualquier distracción innecesaria.

3. Transformación de costes fijos en variables

La externalización permite reducir los costes de infraestructura y tecnología mediante la subcontratación de determinados servicios a un proveedor externo. Esta contratación conlleva la formación de un precio fijo, para poder obtener una estimación clara del coste del servicio.

4. Reduce el riesgo

La externalización puede ayudar a las empresas a reducir el riesgo de varias maneras. En primer lugar, permite a las empresas trasladar algunos de los riesgos asociados a sectores clave o nuevos servicios a proveedores externos especializados. En segundo lugar, reduce la necesidad de grandes inversiones iniciales en infraestructura o tecnología, lo que da a las empresas más flexibilidad para asignar recursos a nuevos proyectos.

5. Mejora la calidad

El uso de proveedores externos para procesos específicos y complejos garantiza un resultado de alta calidad.

6. Aumento de la productividad

El trabajo a realizar se hace automáticamente, por una empresa especializada en ese campo, ahorrando tiempo y evitando la selección de personal, la formación y la adquisición de equipos. La productividad de la empresa puede mejorar significativamente si las mismas tareas se terminan más rápidamente.

7. Mejora los procesos de innovación

Al ejecutar las actividades con mayor eficacia y rapidez, la empresa dispone de nuevos recursos para innovar y poner en marcha nuevos proyectos. Esto puede dar a la empresa una posición clave en el mercado frente a sus competidores.

8. Mayor flexibilidad

La contratación de ayuda externa es más fluida, lo que nos permite pivotar con agilidad cuando el mercado lo requiere. Contratar servicios solo cuando se necesitan también aligera nuestra carga en momentos de gran demanda, como las operaciones estacionales.

9. Acceso a las últimas tecnologías

Contratar a la empresa de externalización adecuada nos permite disponer de tecnología punta sin tener que invertir en costosos equipos ni formar a personal especializado. Podrá iniciar nuevos proyectos de forma inmediata si nuestra empresa dispone de las tecnologías más actualizadas.

10. Aumento de la competitividad

Seguir una estrategia de externalización permite alcanzar una buena posición estratégica en un mercado competitivo y un entorno globalizado. La externalización permite a las empresas reducir costes aumentando la productividad de forma flexible.