3 ensaladas con las que comer sano no es aburrido

Publicado por

Las ensaladas no son para nada aburridas. Todo lo contrario, permiten una variedad tan grande de presentaciones y de ingredientes que podríamos tomar una cada día del año y siempre elegir un plato diferente y con variedad en el sabor.

Las ensaladas son sanas porque aportan verdura, pero no todas son bajas en calorías. Las que hemos escogido no las hemos elegido pensando en su aporte energético, sino en su sabor y en que sean sanos todos los ingredientes que las acompañan, evitando productos como el surimi, que si bien es sabroso no deja de ser un alimento bastante procesado del que combinen no abusar.

  1. Ensalada con queso de cabra a la plancha. Para esta ensalada necesitas una selección de brotes verdes y lechuga y Comprar online quesos de cabra franceses baratos. Se colocan en el plato los brotes y se añaden tomates cherry, nueces y un toque de anchoas muy picadas. El queso de cabra se pasa a la plancha y se añade a la ensalada templado.

Se aliña con un poco de vinagre de Módena que le da un toque especial a la presentación y permite que cada comensal le añada otros aliños.

  1. Ensalada con frutas. Es una opción ideal para el verano, ya que permite tomar verduras y frutas en un mismo plato lleno de sabor y de vitaminas. Unos tacos de sandía acompañados de brotes frescos de soja y unos cubos de queso feta, junto con un delicioso aliño, puede ser un primer plato fresco y que quite la sed, además de que será un festival de sabor para el paladar.

Los preparados verdes para ensalada de bolsa casan bien con prácticamente todas las frutas, pudiendo mezclarse con macedonias para conseguir platos muy sabrosos aprovechando las frutas de temporada que haya en casa.

  1. Ensalada con legumbres. Las legumbres también pueden formar parte de una ensalada. Un buen ejemplo es una ensalada de rúcula y lechuga acompañada por garbanzos. Los garbanzos podemos escogerlos en conserva y pasarlos por la sartén para tostarlos ligeramente antes de añadirlos a la ensalada. Le darán un toque crujiente y muy sorprendente que encantará.

Si se quiere que el plato sea algo más sofisticado, se pueden añadir higos. Su sabor dulce y su presentación harán que la ensalada se vea mucho más trabajada y apetecible, pero realmente no tendrá mucho trabajo tras de sí.