Alimentación y estilo de vida 

Publicado por

Uno de los mejores indicadores de los cambios sociales es analizar los hábitos de alimentación. Actualmente, en los países occidentales, la mayoría de las familias siempre tienen llena la nevera, una tendencia al alza en el sentido de almacenar una gran cantidad de comida en frigoríficos cada vez más grandes. El progreso que se ha dado desde hace décadas en la conservación de alimentos, particularmente la congelación de productos, nos ha llevado a tener esta opción de almacenamiento que antes no era posible.

En esta época del año en la que se acercan las fiestas en las que los alimentos cobran un especial protagonismo, las compras y el almacenamiento pasan a primer plano. Es habitual que los vendedores acudan a un Proveedor de vacuno congelado entre otros alimentos para anteponerse a la fuerte demanda. Se trata de que todo el mundo pueda tener para las fechas indicadas el menú que quiere consumir. 

Pero esta tendencia a comer de todo independientemente de la época del año en la que nos encontremos tiene su contrapartida en otra cada vez más en boga: volver a consumir alimentos de temporada evitando en la medida de lo posible el almacenamiento masivo de alimentos y la congelación de los mismos, a no ser que sea imprescindible para no echar a perder un producto perecedero.

De esta manera se sugiere que la vuelta al consumo de alimentos de temporada beneficiaría al comercio de proximidad, a las pequeñas tiendas de barrio y a las empresas de producción alimentaria cercana que son las que más rápido pueden hacer llegar los alimentos a la despensa y a la nevera de casa. 

Por supuesto, esto no quiere decir que las tiendas no puedan comprar a un Proveedor de vacuno congelado, sino se trata tan sólo de una reflexión de parte de la ciudadanía acerca de nuestros hábitos de consumo para lograr acercarnos a un modo de vida más sostenible. Todo ello se pone también en relación con la gran cantidad de alimentos que se desperdician, algo que empieza a debatirse incluso desde las propias organizaciones gubernamentales.