Aprender a comer 

Publicado por

Me da un poco de vergüenza admitirlo, pero solía ser un poco cerdo en lo que respecta a la comida. Comía lo que me apetecía, cuando me apetecía, y como resultado mi dieta era bastante terrible. 

 

Y, como era de esperar, mi salud se resintió. Siempre estaba cansada, mi piel estaba mal y siempre estaba enferma. Pero entonces empecé a aprender sobre nutrición y me di cuenta de que tenía que empezar a tomarme la dieta más en serio. Ahora me aseguro de comer alimentos saludables y evitar la comida basura, y como resultado mi cuerpo volviese a ser el que fue y no el actual. 

 

Me propuse encontrar el mejor nutricionista Vigo para analizar mis hábitos y juntos poder poner freno a esta situación

 

Estaba muy emocionada por empezar a trabajar con un nutricionista. Había oído hablar muy bien de su capacidad para ayudar a la gente a hacer cambios saludables en sus vidas. Pero en cuanto empecé a reunirme con él, me di cuenta de que no iba a ser fácil.

 

Me dijo que tenía que hacer muchos cambios en mi dieta si quería ver algún resultado. Y no bromeaba Había tantas cosas que tenía que cambiar que me parecía abrumador. Pero sabía que, si quería estar más sana, ésta era la única manera.

 

Por suerte, el nutricionista me dio unas pautas muy concretas para seguir. Y, aún mejor, me ayudó a crear un plan de comidas que tuviera sentido para mi estilo de vida.

 

Por suerte, vivo en Vigo, una ciudad increíble con opciones gastronómicas increíbles. Aquí no faltan restaurantes saludables, así que cambiar mi dieta no fue tan difícil como podría haber sido. De hecho, después de unos meses de adaptación a mi nueva dieta, ¡he empezado a disfrutar comiendo alimentos saludables!