¿Cuáles son los principales tipos de renting que existen?

Publicado por

Desde sus orígenes en 1920, el alquiler a largo plazo ha evolucionado en múltiples aspectos, ganando en aceptación y popularidad, al punto de diversificarse en cuatro tipos de renting: el tradicional, el flexible, el back y el fleet management.

 

La mayor parte de las ofertas Renting coches Particulares están basadas en el modelo de renting tradicional, que permite al cliente elegir las características y prestaciones deseadas en el vehículo o flota de vehículos. Pactadas las condiciones (duración del contrato, estimación de kilómetros a recorrer y cuantía de las mensualidades, principalmente), la compañía adquiere los modelos al fabricante y se los alquila al cliente o empresa final.

 

Sin embargo, si el cliente o empresa posee ya un vehículo o flota de vehículos y necesita conservarlos, el renting back o lease-back es la opción más aconsejable. En esta modalidad, los clientes ofrecen sus antiguos vehículos, que la compañía de renting evalúa antes de formalizar su compra. Cuando la adquisición se ha producido, la compañía devuelve al cliente los vehículos previamente vendidos, bajo un contrato de renting: el cliente se compromete a satisfacer un número determinado de cuotas a condición de que la empresa asuma el mantenimiento, los impuestos de circulación y otros gastos.

 

Para los usuarios sin intención de comprometerse a largo plazo, el renting flexible es una solución más que razonable. Empresas, PYMEs y autónomos se benefician de esta modalidad de alquiler sin permanencia, obteniendo el vehículo o la flota que necesiten sin un horizonte temporal predeterminado. De este modo, si el cliente no desea realizar una inversión prolongada (interrumpir un contrato de renting, aunque posible, acarrea serias penalizaciones), el renting flexible lo hace posible.

En último lugar, el fleet management es la modalidad que más se aleja del renting convencional. Mediante este contrato, el cliente puede conservar el vehículo o flota en posesión y recibir, de la empresa de renting, el servicio de mantenimiento y otras gestiones a cambio del pago de cuotas.