En la tienda de delicatessen 

Publicado por

Es una de nuestras costumbres de fin de semana. Cerca de nuestra casa han abierto un gran espacio gourmet dedicado a la alimentación. Cuando lo abrieron nos llamó la atención porque era un local muy grande que había sido anteriormente un supermercado y nos sorprendía que fueran abrir un espacio tan especializado. Así que entramos para conocerlo y salimos encantados. Desde luego que no es un lugar para hacer la compra diaria, pero es el típico sitio tan bien cuidado y con tan buen producto que anima al consumo. Y en los tiempos que corren, con tantas crisis, no está nada mal.

Así que nos hemos acostumbrado a darnos una pasada por este sitio casi todas las mañanas de fin de semana. Y claro, siempre nos llevamos algo. Además, incluye un par de rincones donde se puede tomar algo mientras se prueban algunos de los productos que se venden en las tiendas. Por ejemplo, la última vez probamos la Conserva gourmet de navajas al natural que nos encantó y acto seguido compramos varias latas. Creo que es una muy buena manera de dar a conocer productos muy específicos y que, de otra forma, quizás nos comprarías. 

A mí me encanta perderme entre los pasillos de este sitio y pararme a mirar productos de todas clases. Descubres que hay decenas de firmas españolas del sector de la alimentación que yo, al menos, desconocía. Acostumbrados como estamos a hacer la compra en el súper de turno donde siempre encuentras lo mismo y de las marcas ya conocidas por todos, un espacio como este es un soplo de aire fresco. Porque un producto como la Conserva gourmet de navajas al natural es toda una delicatesen. 

De acuerdo que algunos de estos productos no son alimentos para consumir diariamente, como el caviar que venden, alguno de Beluga que puede llegar a superar los 3000 euros el kilo, pero otros alimentos perfectamente pueden formar parte de la despensa de cualquier casa. Al final, la buena cocina es uno de los grandes placeres de la vida y nosotros preferimos gastar un poco más en ello que en otras aficiones menos sabrosas.