Regala botellas con un toque muy personal

Publicado por

Los regalos de empresa son todo un clásico. No son solo una manera de quedar bien, son también una forma de promoción y en el fondo son gastos de marketing. Hay que mimar a los clientes, que quieren sentirse siempre especiales y por eso hay que tener detalles para todos ellos en determinadas fechas o con motivo de la firma de un contrato o de una gran venta.

Los descuentos y los buenos precios son importantes, pero todos sabemos que cuando vamos a comprar a un supermercado, podemos acabar adquiriendo una marca un poco más cara porque nos ofrece un regalo atractivo. O acudimos a un comercio que no tiene tantas ofertas porque la persona que está al frente nos hace sentir un cliente especial y nos da el mejor trato. 

Con las empresas sucede lo mismo y los regalos son una manera de hacer que el cliente se sienta único y muy valorado. Existen muchos tipos de regalo pero uno que suele tener mucha aceptación es el vino. Es un regalo elegante y que gusta prácticamente a todo el mundo ya que incluso los que no beben aprecian una buena botella para poder servir en una cena a sus invitados.

Si además de regalar un vino bueno lo presentamos con cariño, la impresión será todavía mucho mejor. Y, además, estaremos recordando de donde procede el regalo al introducir alguna propaganda de la empresa bien sea en el etiquetado o usando cajas para botellas personalizadas.  Estas cajas deben de ser bonitas y elegantes pero también tendrán el logotipo de la empresa, o los colores corporativos. En definitiva, serán una forma de promoción aunque debe de ser sutil y con clase.

Este regalo se puede personalizar en función del tipo de cliente al que se le va a realizar el regalo. Las empresas suelen tener a sus clientes clasificados en función de la importancia económica que representan, pero también de la que esperan que puedan llegar a representar. A los clientes base se les puede ofrecer un vino de gama media con una bonita caja, mientras que a los VIP se les puede dar un vino de mayor calidad con una caja premium.

Se trata, en definitiva, de que todo el mundo tenga un regalo y se sienta especial para que afiance lazos con la empresa y la marca y continúe trabajando con ella